El mes de Octubre está dedicado al cáncer de mama. Esa palabra que es tan temida por todos, ya que es una de las causas más comunes de muerte en nuestro tiempo. Según la Organización Mundial de la salud (OMS) el año 2020 se habrán doblado los casos a 15 millones. Puedes seguir una serie de recomendaciones para disminuir el riesgo, tales como cuidar tu peso (el exceso de peso aumenta el nivel de estrógenos en nuestro cuerpo, hormona que juega un papel importante en el desarrollo de este tipo de cáncer), evitar cocinar demasiado la carne (se producen unos químicos llamados HCAs, q incrementan el riesgo de cáncer) reducir la toma de carne roja a una vez por semana. Nuestros hábitos alimenticios han tenido “parte de culpa” en este crecimiento.  La comida rápida, alimentos con grasas saturadas, azúcar y sal, exceso de productos lácteos, aparecen como primeras razones. Reemplazando estos alimentos por una dieta equilibrada a base de mucha fruta, verdura, cereales y proteínas ayudará a reconstruir nuestras defensas para combatir enfermedades y mejorará nuestra salud en general. Sabías que hay una serie de alimentos “mágicos”  cuyas propiedades nos ayudan a luchar contra esta enfermedad tan temida por todos?

tomates

tomates

Los tomates

El tomate se convierte en guerrero cuando se trata de atacar enfermedades crónicas. A pesar de que antiguamente se consideraban venenosos, las frutas no se empezaron a consumir hasta principios del siglo XIX en América. Contienen “licopeno”, q además de darle ese pigmento rojo, es un potente antioxidante conocido como preventivo de formación de células cancerígenas. Mientras que algunas frutas y verduras pierden nutrientes una vez cocinados, el licopeno se acentúa con el calor. Así que ahora tienes una excusa  para disfrutar de una buena salsa de tomate o una pizza!

El Té

Tanto las hojas de té verde como las de negro contienen polifenoles, flavonoides y catequinas, poderoso grupo de antioxidantes que neutraliza y previene células dañinas. Si bebes alrededor de cinco tazas al día, disminuyes el riesgo de cáncer, infartos y enfermedades del corazón. Alabadas en China durante miles de años, las hojas de té verde hacen honor a su conocida reputación. Aparte de impulsar el metabolismo y bienestar, son famosas por plantar resistencia al cáncer de pecho, lengua, estómago y páncreas, así como combatir enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Los arándanos

La vitamina C y E están unidas a la antocianina (pigmento que le proporciona ese color azul) y los antiinflamatorios, haciendo de los arándanos uno de los mejores alimentos para combatir enfermedades. El antioxidante  estilbeno  puede prevenir el cáncer de colon, mientras el flavonoide kaempferol hace lo propio con el cáncer de ovarios,  disminuyendo el riesgo en un 40%.  Los arándanos se asocian también a un envejecimiento saludable. Para un perfecto uso de los antioxidantes, cómelos cuando estén maduros.

 El brócoli

brocoli y coliflor

brocoli y coliflor

Según el Instituto Americano de Estudios de Cáncer, consumir regularmente vegetales de la familia de las brasicáceas (coliflor, col, lombarda, coles de Bruselas) reduce los niveles de cáncer. Esto es debido a que sus componentes promueven el trabajo de las enzimas en nuestro organismo. Y así, nos libramos de agentes que pueden dañar el ADN de las células y terminar en tumor.Los antioxidantes, la vitamina C (una ración de brócoli tiene más que una naranja) y la beta carotina de  la vitamina A también juegan  a nuestro favor, así como los minerales como el hierro, ácido fólico, selenio y potasio. Alto en fibra (contiene la misma cantidad de calcio q un vaso de leche) reduce el cáncer de colon. Es bueno, también, para proteger del cáncer de pecho y pulmón.

Los frutos secos

Altos en proteína y grasas sanas, y bajos en colesterol. Los cacahuetes contienen ácido oleico (lo  encontramos también en el aceite de oliva), que es muy beneficioso. En las avellanas encontramos el ácido elágico, q mantiene a raya el cáncer; mientras q las almendras contienen los antioxidantes de la vitamina E, selenio y cálcio y son particularmente buenas para prevenir el cáncer de colon. Los anacardos por su parte son ricos en nutrientes y fundamentalmente en selenio, q es un antioxidante que aleja al cáncer de mama.

Los aguacates

Ricos en proteína y aceite, el aguacate tiene una carne muy suave. Rebosante de de vitamina E, contiene antioxidantes protectores.

salmón

salmón

Pescados grasos

El salmón, el arenque (herring) y la caballa (mackerel) son considerados pescados grasos muy sanos e impulsadores de ácidos grasos. Estos ácidos son muy buenos preventivos contra el cáncer.

pimientos

pimientos

Pimientos rojos

Vitamina A y C a lo largo del selenio pueden tener un efecto anti-cancerígeno protegiendo las células  de cualquier daño.

Patata dulce (boniato)

Con menos G1 que la patata tradicional, los boniatos contienen vitamina B-6, C y E. También contienen beta carotina, que reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer.

 

limones

limones

Los limones

A que pensabas que la vitamina C está solo en el interior del limón? Pues no, la cáscara contiene más vitamina que el zumo.  Y nosotros tirándola a la basura! Tiene propiedades rejuvenecedoras de salud ya que erradican los elementos tóxicos de nuestro cuerpo.

En muchos restaurantes, aparte de los nutricionistas, están aprovechando el limón entero. Cómo? Coloca el limón en el congelador. Una vez congelado rállalo, sin necesidad de pelarlo. Y espárcelo por encima de la comida, bebidas, vino, ensaladas, sorbetes, sopas, macarrones, arroz, sushi. Descubrirás que les da un sabor maravilloso.

El limón es un producto milagroso para matar las células cancerígenas. Incluso he llegado a leer que su poder es más fuerte que la quimioterapia. Destruye las células malignas en 12 tipos de cáncer (incluyendo el de mama), regula la presión de la sangre, es un estupendo antidepresivo, combate el stress y los nervios, qué más podemos pedir?

Como sabes el limonero produce limones y limas. Puedes comerlo de muchas maneras en zumo, sorbete, tartas, bizcochos, salsas, bebidas.

La cúrcuma y el curry

Atrévete a poner cúrcuma y curry en tus comidas. Recientes estudios han demostrado que estas especias tienen componentes anti-tumorales que pueden proteger contra el cáncer de mama. Espárcelas  x encima de las palomitas, mezcladas con el hummus o cualquier otro dip, en las verduras al horno, donde se te ocurra!

Bebe leche de camello.

Y lo más importante: Sé positivo, controla el stress y sonríe cada día. Está demostradísimo que el estado de ánimo influye muchísimo en la salud!

Y si tienes algún “truco” más que añadir a esta lista, por favor no dejes de compartirlo con nosotros..