Para animarte el aperitivo o el comienzo de una cena no hay nada mejor que un Bloody Mary bien hecho.

Esta receta me la ha enseñado a hacer Jason Moore o Hugh Grant, como lo conocemos en ¨petit comité¨ .

Vino a casa estas Navidades con todos los ingredientes en la mochila y nos preparó el mejor Bloody Mary que he probado en mucho tiempo, ni el del Restaurante japonés OKU de Dubai le hace sombra.

Me pasó su receta y hoy la quiero compartir con todos vosotros.

Para que veais los ingredientes que uso yo los he dispuesto todos en fila y le he echado una foto.

El truco son los ingredientes, un buen zumo de tomate es imprescindible,  y el vodka mejor que no sea de la marca blanca de Barracuda 🙂

Luego están las salsitas y especias, no te debes dejar ninguna.

Os voy a dar la receta con o sin alcohol (el ¨ Virgin Mary¨ ).

 

Ingredientes para el Bloody Mary:

 

3 vasos de zumo de tomate frío

1/2 vaso de vodka (puedes subir hasta 3/4 según lo fuerte que lo quieras)

Unas gotas de tabasco (dependiendo del gusto por el picante)

Una cucharadita de salsa de rábano picante (Horseradish Sauce)

Un chorrito de salsa Worcestershire

Una pizca de sal de apio (Celery Salt)

Para decorar:

Una ramita de apio

Una lima

 

Para hacerlo sin alcohol debes sustituir la misma cantidad de vodka por zumo de limón

Lo mezclas todo y lo sirves bien frío. Yo lo presento en un vaso largo con hielos y le meto una ramita de apio, luego coloco en el borde del vaso una rodajita de lima.

Confieso que me encanta y ahora me lo hago en casa! Vosotros también lo podéis hacer!