El 8 de Marzo se celebra internacionalmente el Día de la Mujer Trabajadora.

Otros años he retrocedido en el tiempo para explicar tan importante acontecimiento. Y es que los derechos de la mujer han costado muchas vidas y otros muchos sacrificios, y es un hito que hoy debemos celebrar, agradecer a esas personas que lucharon tanto, pero también a las mujeres que siguen luchando por todo lo que hemos conseguido.

Os dejo el enlace del año pasado donde hago una corta introducción a la interesante historia y origen de este acontecimiento:

http://dubaiytu.com/8-marzo-dia-la-mujer/

En ese artículo os animaba a ir a este tipo de acontecimientos donde se comparten vivencias y logros y donde se hacen contactos muy interesantes a la vez que celebráis este día tan importante para nosotras, las que disfrutamos de una posición de igualdad. Este año el Spanish Business Council vuelve a celebrar tan gran día, os dejo el enlace para que podáis reservar vuestro sitio:

http://spanishbusinesscouncil.ae/events/roundtable-breakfast/

Creo que en el mundo occidental (de donde provenimos la mayoría de las lectoras de esta web) la mujer por sí misma puede llegar a donde se proponga y que nuestros derechos están muy protegidos. Que si por ejemplo, una mujer cobra menos en igualdad de condiciones siempre tiene recursos para denunciar, tanto si tiene como si no tiene dinero, y así podría citar numerosos ejemplos.

Hay muchos casos de violencia, pero en su mayoría hay un componente social muy importante, pero también educacional, y sé que llegará un día no muy lejano que se tratará cada uno como un caso concreto. En este problema las madres tenemos un papel fundamental, la manera que tenemos de educar en igualdad a nuestros hijos es esencial, fomentar el respeto a los demás y a uno mismo es básico. Y valorarnos, sea el que sea nuestro papel en nuestro núcleo familiar, porque si lo hacemos bien dentro de nuestra casa, con nuestros hijos, estaremos dando un paso de gigante para las próximas generaciones.

Es a la vuelta de la esquina, en países de Asia y Africa especialmente, donde no sólo la violencia de género se contempla como algo normal, sino en los que hay que sumar otras prácticas aberrantes (como la ablación o el matrimonio forzoso) o  la falta de derechos fundamentales para nuestro colectivo, como los derechos básicos de estudiar, trabajar o conducir.

Esas mujeres son a las que dedico hoy el Día de la Mujer Trabajadora, ellas son las que luchan en el terreno contra la opresión de la mujer.

Es en estos países donde encuentro mi inspiración, y sin dudarlo la primera que me viene a la mente es MALALA, un ejemplo de ACTIVISTA, FEMINISTA y ahora MUJER, porque cuando empezó no era más que una niña, a la que su padre apoyaba en su deseo de estudiar y labrarse un futuro fuera de los fogones.

Esas mujeres son a las que dedico hoy el Día de la Mujer Trabajadora, ellas son las que luchan en el terreno contra la opresión de la mujer. Nosotras somos su apoyo, su ejemplo.