Si vienes como turista, y quieres alquilar un coche, puedes hacerlo con tu carnet de conducir (si eres español) o bien con el carnet internacional.
Si quieres conducir tu propio vehículo, necesitas obtener un carnet de conducir de Dubái.
Si vienes a residir a Dubái, es obligatorio que obtengas un carnet de conducir de aquí.
Si eres español, solo debes hacer unos trámites muy sencillos para obtener la licencia de conducir, pero si eres latinoamericano, tienes que sacarte el carnet de Dubái, y para ello debes pasar por una academia de conducir, clases, examen… y ello incluso, si te hubieras sacado el carnet español, es un tema de nacionalidades y no de permisos.

Hay dos tipos de carnet en Dubái:

Temporal (6 meses de validez) y Permanente (renovable cada 10 años).
El trámite para sacarte el carnet de conducir de Dubái es acudir al Departamento de Tráfico, rellenar una solicitud, presentar el carnet español, el pasaporte y pagar las fees o tasas, que rondan sobre los 100 dh. Allí te hacen las fotos aunque nunca está de más llevar un par contigo.
Aquí conducen diferente, es algo que podrás comprobar desde el momento que llegas… Todos tienen mucha prisa y aunque sea para conseguir adelantarte en una cola de 100 coches y ganar 10 segundos, no dudes que hasta pondrán en riesgo tu integridad física, y aunque los árabes se llevan la palma, parece que todo se pega, y al final veras a todo tipo de nacionales incumpliendo las normas más esenciales de convivencia al volante.

Los locales no pagan las multas, lo que les hace merecedores del premio a la conducción temeraria. Los reconocerás por el tamaño de los vehículos y el negro integral de sus cristales (pese a que esta prohibido).

Un dato a tener en cuenta es que siempre debes llamar al 999 (policía de Dubái) si tienes un accidente de cualquier tipo, y por eso me refiero hasta un choque contra una farola, porque si no lo haces, no tendrás el parte de accidente para poder ir a arreglar el coche a un taller de reparaciones. Asegúrate que recogen todos los golpes o tampoco te lo repararán, te tocará pagarlo a ti.

Como suelen tardar en llegar, también puedes dirigirte con el otro conductor/es a Tráfico y resolverlo allí haciendo una descripción del accidente al funcionario de turno; solo una cosa más, en tráfico, algunos funcionarios solo hablan árabe.

Para beber debes ser mayor de 21 años y si bebes no conduzcas, como decía el anuncio.

Permisividad cero si tienes un accidente y te da positivo el test de alcoholemia.