Como en cualquier sitio del mundo, en Dubái también debes hacer un montón de papeleos para tramitar no solo una tarjeta que te permita residir aquí, sino para cosas que te parecerán tan ridículas como poder ver la televisión en tu casa, tener internet o beber alcohol.

Normalmente la entrada a Dubái se hace con un visado que varia según el país del que procedas.

Aunque todo lo relativo a los trámites para conseguir las visas los puedes encontrar en el siguiente enlace www.dnrd.ae/Dnrd/, te hacemos un resumen: