¿COLEGIO BRITÁNICO, AMERICANO O INTERNACIONAL?

 

Cuando salimos de España, una de nuestras principales preocupaciones es en qué tipo de colegio escolarizamos a nuestros hijos, y cómo será después la vuelta a la enseñanza española. Después de casi cuatro años en Dubai, por mi propia experiencia con mis hijos y hablando con amigas con hijos ya mayores que los míos, aprendí muchas cosas sobre colegios y sistemas educativos que no sabía al llegar aquí, y ¡qué bien me hubiera venido saberlas! Desde Dubaiytu me animaron a trasladar a un artículo lo que he ido aprendiendo, y me pareció una sugerencia estupenda, porque posiblemente pueda ser útil para aquellos que, como yo, no sabíamos prácticamente nada de otros sistemas educativos diferentes al español. Quiero aclarar que este artículo es un relato sobre lo que yo he ido indagando y aprendiendo, y si bien he intentado documentarme lo más posible, no he hecho una investigación exhaustiva, por lo que muchas de las reflexiones aquí vertidas lo son a título personal, y por tanto subjetivas. Digamos que este artículo recoge lo que se puede hablar en una conversación entre personas interesadas en conocer las principales diferencias entre los tres sistemas educativos en lengua inglesa disponibles en Dubai, y no pretende en absoluto ser un estudio riguroso sobre la materia. Una vez aclarado este punto, ¡vamos allá!

Si queremos que la enseñanza de nuestros hijos sea en inglés, aquí en Dubai nuestras dudas se centran en tres sistemas educativos: británico, americano e internacional.

El sistema americano tiene fama de potenciar las capacidades del alumno, reforzando su autoestima y consiguiendo por tanto, en general, mejores notas. El británico tradicionalmente se ha asociado a mayor disciplina y exigencia académica. Y el internacional (también llamado International Baccalaureate –IB -) ha intentado incorporar las mejores características de los diferentes sistemas educativos, dando como resultado un sistema muy completo y académicamente muy exigente.

Todos ellos se diferencian del sistema educativo español en que la enseñanza es más práctica y razonada, y menos exhaustiva y memorística.

En estos tres sistemas los alumnos no estudiarán tanta materia como en el sistema español, pero sin embargo se acostumbrarán a buscar información para proyectos de cualquier asignatura y presentarlos en diferentes formatos, a hablar en público, a debatir, a trabajar en laboratorios de ciencias y redactar informes de laboratorio, a trabajar en grupo, a estructurar escritos y redactar correctamente, así como a tener conciencia social.

Si los niños son pequeños (etapas de Infantil, Primaria y primeros años de Secundaria), mi percepción personal es que cualquiera de estos tres sistemas es igual de bueno. Para estas edades coincido con aquéllos que opinan que el mejor colegio es el que está más cerca de casa. De modo que con niños de estas edades yo no me rompería la cabeza para intentar decidirme por uno u otro sistema.

Hasta los 13 años, los niños pueden cambiar de un sistema a otro (incluido al español) cuantas veces sea necesario sin ningún tipo de problema.

 

Últimos cursos de Secundaria y sistema británico

Las complicaciones comienzan a partir del año en el que cumplen 14 (el curso equivalente en España a 3º de la ESO y anteriormente a 1º de BUP), y sólo para el sistema británico (a esta edad sigue sin haber problemas si quisiéramos cambiar a los niños entre los sistemas americano, internacional y español).

Si queremos que terminen la Secundaria en el sistema británico, tienen que cursar en este sistema los dos cursos equivalentes a nuestro 3º y 4º ESO (Years 10 y 11 del sistema británico). Esto es así porque en ese sistema al terminar Year 11 examinan a los niños de los contenidos cursados en los años 10 y 11 para así obtener el certificado de haber aprobado los estudios secundarios (es el llamado General Certificate of Secondary Education –GCSE-). De modo que si nuestro hijo al llegar a Dubai tiene que cursar el equivalente a 4ºESO, le haremos un flaco favor si en este curso le cambiamos a un colegio británico. Muchos colegios británicos no le dejarán hacer ese curso (le harán repetir y hacer el equivalente a 3ºESO); sin embargo otros sí le podrían dejan hacerlo, pero el chico tiene que ser consciente de que tendrá que hacer el enorme esfuerzo de estudiar los contenidos de ese curso más los del curso anterior (pues a final de curso le examinarán de la materia impartida durante esos dos cursos académicos).

 

Hasta el curso equivalente a nuestro 4º de ESO, si vamos a volver a España y quisiéramos que siguieran estudiando en el sistema español no existe ningún problema. En España el niño irá automáticamente a aquél curso que le corresponda por edad, sin problema alguno de convalidación.

 

Bachillerato y acceso a la Universidad

Para cursar 1º de Bachillerato en España el chico tendrá que tener el certificado de haber terminado la Secundaria en cualquiera de los otros sistemas. Si éste no es el caso, entonces tendrá que hacer 4º ESO, pues para empezar Bachillerato se necesita tener un certificado de haber aprobado la Secundaria.

Para cursar 2º de Bachillerato en España habiendo estudiado 1º en alguno de los otros sistemas, el Ministerio de Educación español requiere un trámite formal de convalidación de estudios, para el que tengo entendido que no existen grandes problemas.

Para cursar el bachillerato en el sistema británico, internacional o americano tendrá que hacer los dos cursos (Year 12 y Year 13 para los dos primeros y Grade 11 y 12 para el último) en ese sistema.

Si bien anteriormente yo decía que es prácticamente indiferente en qué sistema estudien nuestros hijos hasta los primeros años de Secundaria, en Bachillerato las diferencias entre los tres sistemas son apreciables.

En los años equivalentes a nuestro bachillerato, el sistema americano sigue siendo quizás el menos exigente desde el punto de vista académico, de modo que es más fácil conseguir mejores notas. Al terminar el último curso de High School, para acceder a una universidad americana es necesario realizar un examen llamado SAT (sería el equivalente a nuestra selectividad). Si nuestro hijo estudia 2º de Bachillerato en el sistema americano y quisiera estudiar la carrera en una universidad española, tenemos que tener muy en cuenta que tendrá que hacer la Prueba de Acceso a la Universidad para extranjeros (lo que conocemos como Selectividad), con el esfuerzo que supone preparar la selectividad al tiempo que está terminando el último curso de High School.

El sistema británico es también relativamente sencillo en los dos cursos de bachillerato (los llamados A levels), pues los chicos estudian solamente 4 asignaturas cada año (en lugar de las 6 del sistema internacional o las 9 del español). Si quiere estudiar la carrera en el Reino Unido, en función de las notas de los A levels podrá tener acceso a unas universidades u otras. Si nuestro hijo quisiera estudiar la carrera en España, habiendo aprobado los exámenes de los A levels no tiene que presentarse a selectividad, existiendo un baremo establecido por el Ministerio de Educación que convierte las notas de los A levels (que vienen determinadas por letras: A*, A, B…) a las notas del 1 al 10 españolas. La máxima nota que se puede conseguir es un 10 (equivalente a lo que se puede conseguir en la Fase General de la selectividad). Si quisiera acceder a una carrera que pida más de 10 de nota de entrada (como viene siendo habitual en carreras como Medicina, por ejemplo), o si tuviera necesidad de subir su puntuación para acceder a la carrera que quiera, entonces tendrá que presentarse a alguna asignatura de la llamada Fase Específica de la selectividad para intentar conseguir más puntos.

El bachillerato del sistema IB (internacional) tiene dos modalidades: certificado y diploma, con implicaciones muy diferentes e importantes.

 

– la modalidad IB certificado es relativamente sencilla. Ahora bien, aprobar el IB en la modalidad certificado implica que se ha aprobado el bachillerato, pero no convalida las pruebas de acceso a la universidad. Es decir, que si el chico quisiera estudiar la carrera en España tendrá obligatoriamente que presentarse a la selectividad para extranjeros (con el esfuerzo que supone estudiar las materias de selectividad durante el año que está terminando el IB).

– la modalidad IB diploma es académica y personalmente mucho más exigente que cualquiera de los otros sistemas. Además de cursar 6 asignaturas, los chicos tienen presentar una monografía en la que deben realizar una investigación en profundidad sobre un tema relacionado con alguna de las asignaturas que estén cursando, así como acreditar haber participado 150 horas durante los dos años en las áreas de creatividad, deporte y servicios a la comunidad (las denominadas horas CAS –Creatividad, Acción y Servicio-). Sólo se permite estudiar el IB diploma a aquellos alumnos que en el último año de Secundaria hayan cursado por lo menos tres asignaturas en el nivel alto, habiendo conseguido en cada una de ellas por lo menos un notable.

Aprobar IB en la modalidad diploma implica que se ha aprobado el bachillerato y además convalida las pruebas de acceso a cualquier universidad del mundo. Si quiere estudiar la carrera en España no tendrá que hacer la selectividad. Existe un baremo establecido por el Ministerio de Educación que convierte las notas del IB (que van de 1 a 7) a las notas del 1 al 10 españolas. Como en el caso de los A levels, la máxima nota que pueden conseguir es un 10. Si necesita una nota más alta de 10 para acceder a la carrera que quiera hacer, o si quiere subir su nota, entonces tendrá que presentarse a alguna asignatura de la Fase Específica de la selectividad.

 

Resumiendo:

  • Si el niño va a volver al sistema educativo español en cursos de Primaria o Secundaria, no va a tener ningún problema venga del sistema del que venga.
  • Para estudiar en el sistema británico, no es nada conveniente que ingrese en ese sistema en el equivalente a nuestro 4º ESO.
  • En cualquiera de los tres sistemas, los dos cursos de bachillerato deben cursarse en ese sistema.
  • Para estudiar la carrera en una universidad española:

– si el chico ha cursado el bachillerato en el sistema americano o en la modalidad certificado del IB deberá presentarse a la selectividad para extranjeros.

– si lo ha hecho en el sistema británico o en la modalidad diploma del IB no necesitará presentarse a la selectividad (a no ser que la carrera elegida en España pida una nota de acceso superior al 10 o tenga que subir nota para acceder a la carrera que quiera, en cuyo caso deberá presentarse a alguna asignatura de la Fase Específica de la selectividad para intentar conseguir los puntos que le falten).

 

Ana Robles