¿Cómo afecta el Ramadán a nuestros escolares musulmanes o no musulmanes?

Muchos padres están preocupados por el desarrollo del Ramadán en los colegios, pero en realidad, no hay nada de qué preocuparse y sin embargo, motivos para alegrarse, este período desde el punto de vista escolar, no resta, sino todo lo contrario. Los colegios están muy preparados para conjugar este período de reflexión y oración para los musulmanes, con el ritmo de estudio que debe existir. Con este artículo pretendo aclarar con la información recabada en diferentes colegios de Dubai, cómo afrontan los niños el Ramadán en el Colegio.

El mes sagrado de Ramadán comenzará este mes alrededor del 17 de mayo y se prolongará durante todo el período escolar.

Las escuelas toman varias iniciativas para educar a los miembros de la comunidad, provenientes de orígenes no-musulmanes, sobre el concepto y la importancia del Ramadán. Se realizan desde reuniones en escuelas primarias y secundarias para hablar sobre el ayuno, cómo se celebra en todo el mundo y cómo las diferentes culturas marcan el mes sagrado del Ramadán. Se da la bienvenida a oradores que educan a los estudiantes sobre una amplia variedad de temas diferentes, incluyendo cómo comer sano durante el Ramadán y el efecto que el ayuno tiene en el cuerpo.

El periodo de Ramadán enseña a la comunidad a ser más compasiva y a practicar la empatía. Sobre todo con aquellos que están en necesidad, muchos de los estudiantes se involucran en iniciativas benéficas por toda la ciudad de Dubai. Iniciativas como una nevera para el público en nuestro vecindario o apoyar y monitorizar campañas de donaciones, por ejemplo, a trabajadores de la construcción, son prácticas fáciles de organizar en las que los estudiantes pueden participar.

Los horarios de clase se reducen generalmente para adaptarse a las horas especiales de ayuno y oración. El día se acorta y la duración de las clases se ajusta para reflejarlo. Normalmente el horario va de 8:00 a 8:30 am a 1:00 o 1:30pm, mientras que el personal suele trabajar de 8am a 2pm.

Además de las horas escolares reducidas, hay deberes y asignaciones separadas para los estudiantes que ayunan. Se debe apoyar a los estudiantes que practican de manera activa su religión. Se habilitan zonas para comer y beber, así y sobre todo, en la hora del almuerzo, se separa a los alumnos, así, aquellos que ayunan, no tienen que estar viendo a sus compañeros comer y beber.

Las escuelas toman un paso adelante para celebrar el espíritu del mes sagrado del Ramadán. Algunos organizan comidas iftar para que la comunidad escolar se embarque en los valores de compartir, y otros adornan los pasillos con temas de Ramadán.

Bazar de Ramadán

Juegos y competiciones sobre el Corán, sobre todo el de recitarlo, se celebran en casi todas las escuelas. Grupos de trabajo son formados para que los alumnos compartan como celebran el Ramadán en sus países o simplemente qué saben del Ramadán y qué visión tienen del mismo.

En resumen es una experiencia enriquecedora para todos los estudiantes, sean o no musulmanes. Conocer e impregnarse del espíritu de Ramadán en cualquiera de sus manifestaciones, es una bendición para el cuerpo y el alma. Seguro que los niños saben sacar lo mejor de ella.