Después de Halloween a muchos de nosotros nos ha sobrado calabaza, ya que en toda casa que celebre esta tradición anglosajona, comprar la calabaza y vaciarla poniéndole una cara terrorífica es lo primero de todo.

Hay muchas recetas sabrosas para hacer con este vegetal.

Yo os recomiendo una receta doble, por un lado, un puré muy fácil de hacer que me pasó una amiga argentina, que gusta tanto a niños como a mayores y que podemos acompañar con carne o pescado, por otro lado, una sopa llena de nutrientes para tomar acompañada de trocitos de galleta salada o picatostes, que va perfecta como plato principal.

Ingredientes para cuatro personas

Una calabaza mediana
Mantequilla o aceite de oliva al gusto

Preparación para puré

– Lavar la calabaza y cortarla en trozos grandes.
– Quitarle las semillas.
– Poner a hervir la calabaza en agua caliente, es importante hervirla muy lentamente.
– Cuando la calabaza esté cocida, escurrirla bien y retirar la cáscara.
– Hacer el puré de calabaza manualmente si se quiere preservar todas las propiedades de la fibra y si no, con la batidora.
– Agregar mantequilla (mas o menos dos cucharadas) o aceite.
– Condimentar el puré de calabaza con sal y pimienta o hierbas varias y servir caliente.

Preparación para sopa

Lavar la calabaza, quitarle la corteza y cortarla en trozos grandes.
– Quitarle las semillas.
– Poner a hervir la calabaza en agua caliente, es importante hervirla muy lentamente.
– Cuando la calabaza esté cocida, escurrirla bien y guardar parte del agua.
– Pasar la calabaza y la mitad del agua cocida con la batidora.
– Agregar mantequilla (mas o menos dos cucharadas) o aceite.
– Condimentar el puré de calabaza con sal y pimienta o hierbas varias y servir caliente.

Para los picatostes

Cortar cuatro rebanadas de una barra de pan del día anterior, hacer daditos, freírlos en abundante aceite muy caliente hasta que doren, servirlos como acompañamiento de la sopa.

Si tenéis recetas de calabaza no dudéis en mandárnoslas! Todavía me queda media!