En mi última visita a Dubai me doy cuenta de lo difícil que es estar al día en una ciudad tan ¨viva¨.

 

Si no es porque estoy pendiente de las últimas noticias y estoy suscrita a un montón de páginas webs, aunque voy de vez en cuando, me quedaría fuera de órbita.

 

En uno de los negocios en los que lo advierto muy directamente, es en los restaurantes, no paran de abrir sitios nuevos, algunos espectaculares.

 

Aunque parezca extraño lo que voy a decir, para mí y para muchísima gente, Dubai es un destino gastronómico por excelencia porque en él habitan muchísimas nacionalidades que abren sus restaurantes de manera auténtica en la mayoría de los casos. Quiero decir con esto que no lo adaptan al paladar local, o al occidental, sino que preservan sus tradiciones o singularidades.

 

A veces no sólo los sabores permanecen idénticos, sino que además comes a su manera, sentado en el suelo, sin cubiertos…

 

La mayoría de los restaurantes son caros, se ubican en hoteles y disponen de licencia de alcohol. Los fines de semana organizan los famosos ¨brunch¨ en los que pagas un precio fijo y te hinchas a comer y beber (si compras con la modalidad con alcohol) mientras que los niños tienen organizadas actividades para estar entretenidos.

 

Pero en realidad, lo mejor para degustar esa comida auténtica de la que hablamos, es ir a restaurantes a probar la cocina de un determinado país.

 

Cuando son sitios caros, a veces, un cambio en el chef da al traste la cocina y el restaurante.

 

En el primer sitio donde nos pasó fue en el Observatory, en el piso 52 del Hotel Marriot Harbour, uno de los que más nos gustaba, por su cercanía, sus vistas, pero sobre todo por su maravillosa cocina. El chef era español. Después de cinco años decidieron que sus ayudantes ya sabían cocinar de la misma manera y que podían prescindir de él, cómo se equivocaron…pues incluso los sitios donde él adquiría la materia prima (pescado directo del Mediterráneo) eran distintos y se notaba. Pero ésto fue hace mucho, y debo decir que fui hace poco, y la cocina había mejorado mucho desde mi última visita.

 

En Alhamra en el Hotel Al Qasr, uno de los más lujosos de Dubai, también nos pasó, de tener una cocina auténticamente española a tener una especie de menús con un toque español, que a nada se asemejaban a ningún plato típico de nuestra querida cocina. Pero bueno, sólo darte un paseíto por el Hotel merece la pena. Y su restaurante tailandés, el Pai Thai, sigue siendo uno de mis favoritos.

Al Qasr Hotel

Pero voy a mencionar precisamente los restaurantes que visité en mi última visita que desconocía y que me impresionaron gratamente:

 

En primer lugar por su cocina y su estilo, un restaurante griego, al que me llevó nuestra querida Veva, el sito en Jumeira Lakes Towers, en el Building P, llamado Mythos Cuzina y Grill, todo estaba delicioso. Todo un acierto. Eso sí, mejor si vas en taxi porque el parking es muy caro y además, justo al lado hay un sitio de copas con ambientazo donde te vas a querer quedar un rato.

 

Otro que no conocía y lo declaro ganador absoluto de la cocina mexicana en Dubai, (de la que me considero una enamorada) es al que nos llevó nuestro gran amigo Ricardo, La Tablita, en el Hotel Hyatt al otro lado del Creek, es estupendo, además los camareros son mexicanos, lo que lo hace encantador.

 

No me dió tiempo a descubrir más porque soy muy leal en cuanto a gustos culinarios se refiere, y no puedo pasar por Dubai sin visitar Coya, en Jumeira Beach Road, restaurante peruano maravilloso, Fumé, restaurante de cocina internacional con mucho ambiente, junto a Marina Mall, y Momo By Almaz en el Mall de los Emiratos, cocina marroquí de calidad en un ambiente exquisito, donde merece parar solo a tomar un té con menta.

Coya en Dubai

En todos estos sitios que he mencionado, menos en el último, se puede acompañar la comida con una cerveza, porque al estar en hoteles pueden adquirir la licencia de alcohol, pero debo decir que el alcohol sube el precio de la cuenta considerablemente. Por otro lado, estos sitios se consideran de primera categoría y aunque no son los más caros de Dubai, sus precios son elevados.

 

Pero hay otro tipo de restaurantes que nada tienen que ver con el glamour de Dubai pero merece la pena visitarlos, además la mayoría suelen estar en la zona antigua de Dubai, donde uno debe perderse para apreciar Dubai en su totalidad y de ellos voy a mencionar algunos.

 

Si visitas Karama, el sitio por excelencia de las compras, y reino de las falsificaciones, no te pierdas el Restaurante Indonesio Betawi, donde debes probar el Siomay, que son bolas de pescado y col recubiertas de salsa de cacahuete.

 

Otro digno de visitar es el restaurante etíope Zagol Betekifto, y prueba el beyayenet, es el plato típico de Etiopía, con una mezcla de sabores curiosa.

 

No puedo dejar de mencionar el Calicut Paragon, comida de Kerala, al sur de la India, a reventar los fines de semana. La comida es muy buena.

Kerala

Y es que tanto ir a Karama para ir a la zona de las falsificaciones (con las visitas de España) te hace descubrir sitios increíbles para comer, tanto por su precio como por su ambiente, 100% autóctonos de los países de donde es originaria la comida.

 

Otro restaurante que no te va a dejar indiferente es un restaurante norcoreano que pertenece al mismo Kim Jong-un. se llama Pyongyang Okryu-gwan y se encuentra en Deira City Centre. Es casi una visita expresa porque esta zona no tiene ningún atractivo. La comida es muy buena y es lo más cerca que vas a estar de un país como Norcorea. El plato a compartir entre varios por su tamaño es el Koryo Royal Sinsollo.

comida de norcorea

 

Si visitas Satwa, que es una zona llena de modistos y tiendas de telas, no dejes de visitar el restaurante Ravi, es un paquistaní, la comida es básica y barata, es muy popular entre los expatriados británicos.

 

_platos típicos de iftar_

 

Otros sitios baratos y curiosos son Dampa (no te dan cubiertos), en Deira, donde sirven comida filipina; Hanoi Naturally en Jumeira Lakes Towers, donde sirven comida vietnamita; o UZB Avenue, en Al Barsha 1, donde sirven comida uzbeka.

 

Que lo disfruten!