Este verano mis hijos han decidido lavar coches para sacarse unos euros  y han pegado este cartel en la puerta de la urbanización. El verano pasado fueron las pulseras pero este año tenían mucha competencia y han decidido cambiar de sector. Qué se echen a temblar los lavaderos de Cabo de Palos.